AviationCorner.net - Guía de motivos de rechazo y conceptos de edición de fotografías aeronáuticas
Portada



 

El interés de esta guía es el de ilustrar gráficamente los motivos de rechazo de fotografías en la web, por un lado y por otro cómo mejorar la edición de las fotografías antes de su envío para su aceptación. Las ediciones están ilustradas mediante la aplicación Adobe Photoshop. Todas las fotografías incluidas en esta página han sido cedidas a AC por sus autores en el formato y tamaño en el que se incluyen para la confección de esta guía, y no pueden ser copiadas ni utilizadas en manera alguna, de acuerdo a las Leyes vigentes.

 

En lo que sigue, las ampliaciones se muestran solamente para ilustrar los conceptos que se explican. En el proceso de screening no se realizan ampliaciones para detectar anomalías. Del mismo modo, donde se indica que las ecualizaciones se pueden utilizar para cerciorarse de la ausencia de manchas en una fotografía se debe entender que la ecualización no es un proceso que se realice como parte del screening de AC, sino que se indica para que quien edita fotografías puede tener un método de control de las manchas de su propia cámara y/o objetivo.

 

 

Motivos de rechazo en AC

 

 

Horizonte caído

Mucho ruido/grano

Compresión excesiva

Colores dañados

Contraste incorrecto

Brillo/destello molesto

Modificada digitalmente

Distorsión por calor

Foto oscura/subexpuesta

Foto quemada/sobreexpuesta

Viñeteo excesivo

Foto desenfocada/movida

Sharpening excesivo

Falta nitidez

Filtro anti-ruido excesivo

Motivo a contraluz

Manchas en foto/sensor

Reflejos/manchas cristal

Foto mal postprocesada

Baja calidad de imagen

Motivo cortado/tapado

Foto mal recortada

Motivo descentrado

Motivo poco visible

Motivo pequeño

Motivo no válido

      Tamaño/proporciones no válidos        

Foto repetida

Comentario no apropiado

Logo/texto en foto

Datos incorrectos

Faltan datos

Otros

 

 

Horizonte caído

 

 

Lamentablemente, no siempre tenemos todo el tiempo del mundo para nivelar la cámara con un nivel antes de disparar, por lo que las fotos suelen salir de la cámara desniveladas, con el horizonte tendiendo hacia uno de los lados. Existen varios programas que tienen el nivel de edición suficiente como para nivelar un horizonte caído, pero lo más difícil es conseguir una referencia válida para hacerlo. Lo ideal es utilizar el horizonte ya que siempre se encuentra nivelado lo mires como lo mires, pero como no siempre es visible, lo más fiable es elegir una línea vertical lo más cerca posible del centro para nivelar la foto; ya que las líneas horizontales (salvo el horizonte), al regirse por las leyes de la perspectiva en una foto, suelen tener puntos de fuga si la imagen no es perpendicular al fotógrafo.

 

Veamos algunos ejemplos. En el primero el horizonte cae hacia la izquierda, como se ve por el edificio del fondo que debería estar vertical (sin esa referencia quizá creeríamos que el avión está vertical):

 

 

En caso de duda, si utilizamos Photoshop podemos activar la cuadrícula y con ella veremos claramente si la pista está o no horizontal. Observad la línea granate que hemos situado y cómo no está paralela a las líneas verticales de la cuadrícula:

 

 

En esta otra fotografía la línea del horizonte del mar tiene una clara inclinación hacia la izquierda (observa que en cambio la pista parece horizontal):

Cuando la referencia para corregir la inclinación es una línea vertical, es conveniente que esté lo más cerca posible del centro de la imagen porque en los bordes puede haber distorsión producida por la lente. Esto es mucho más evidente en las lentes gran angulares.

 

Cuando no hay ninguna referencia válida, lo mejor es dar a la foto una perspectiva diferente. Se puede probar a levantarse de la silla y mirar la foto de lejos o bien hacer tres ediciones diferentes para compararlas y elegir la que parezca más nivelada. Porque no hay que olvidar que la foto no sólo debe estar nivelada, sino que tiene que parecerlo cuando no hay referencias a las que acogerse. Esto es de especial interés en las fotos frontales, cuando no hay referencias claras del fondo si, por ejemplo, sólo hay montañas y no hay nada que pueda asumirse como una referencia vertical.

 

Para corregir el horizonte y aseguraros de que la inclinación de la fotografía sea la que queremos darle, podemos utilizar la herramienta "Regla", pero hacedlo ANTES de recortar la fotografía y antes de reducir su tamaño:

Con ella se trata de crear un línea siguiendo una arista de un edificio, o la línea del horizonte, o cualquier otra referencia válida para asegurarse que el horizonte esté horizontal y después se debe utilizar la opción "Imagen -> Rotación de imagen -> Arbitrario".

 

Primero creamos una línea mediante el ratón, pinchando en el inicio de la referencia y soltando al final de esa referencia:

 

Ahora es cuando seleccionamos la opción "Imagen -> Rotación de imagen -> Arbitrario". Nos aparece una pantalla en la que solo tenemos que aceptar para corregir el defecto:

 

La aplicación de este giro produce triángulos blancos en los márgenes de la fotografía, que habrá que recortar posteriormente como parte del recorte y centrado de la fotografía:

 

Mucho ruido/grano

 

 

Se llama así a la aparición de pixelaciones mayores de lo normal. El concepto de "grano" es heredero de las antiguas fotografías no digitales, en las que las partículas susceptibles de impresionarse mediante la luz eran de diferentes tamaños, que a su vez se estandarizaron bajo una norma internacional ISO. En nuestras cámaras digitales podemos seleccionar el valor del ISO con el que disparar, y el resultado es la creación de un grano de menor a mayor para valores de menor a mayor.

 

Todas las cámaras generan en cierto nivel de ruido en las fotos, que se produce al amplificar artificialmente la luz que llega al sensor. El nivel de ISO lo que determina es el volumen de amplificación de la señal luminosa.

 

El grano suele ser fácilmente detectable a valores de ISO 400 o superiores y en condiciones de poca luz. En las zonas grises de determinados fuselajes, por ejemplo, es claramente visible:

Cuando se amplifica la fotografía se ven claramente los granos oscuros en la zona gris:

En fotografías nocturnas se aprecia como puntitos al utilizarse un ISO elevado, como si hubiera niebla:

El detalle a tamaño real del tren delantero muestra claramente el grano:

Dado que el ruido se genera al amplificar artificialmente la luz, puede generarse también por un mal tratamiento de la foto. De hecho una foto subexpuesta genera gran cantidad de ruido al intentar iluminar artificialmente la foto, por lo que imágenes tomadas a una ISO baja pueden generar ruido si se subexponen. El siguiente ejemplo parte de una imagen subexpuesta que al iluminarse, genera gran cantidad de ruido, sobre todo en las partes más oscuras:

 

Otro ejemplo de fotografía que al intentar aclarar genera ruido, así como otros defectos que la conducirían al rechazo (aquí ligeramente reducida de tamaño, de 1200 a 1024):

Vemos un fragmento en tamaño real (tal como se subiría a AC) de la misma foto:

Se observa una gran cantidad de grano en el motor, en tren de aterrizaje y en la parte inferior el fuselaje. Si la ampliamos (algo que como se ha dicho no forma parte del proceso de screening, sólo se hace aquí para ilustrar el detalle) podemos observar la ausencia de grano en la parte superior del fuselaje y el grano en la inferior, en el motor, etc.:

¿A qué se debe que no haya grano en la parte superior del fuselaje? A que esa parte estaba bien iluminada en la foto original, por lo cual la información de luminancia que el programa editor utiliza para aclarar la fotografía está uniformemente repartida en esa zona. El grano proviene de la falta de información coherente de luminosidad.

 

¿Cómo se evita el grano? Utilizando el ISO adecuado a cada situación de luz, evitando el uso de modos automáticos. Como norma general, el uso de los ISO 100 y 200 debe evitar la aparición de grano, aunque en situaciones de escasa luz aparecerá también si no se utiliza un tiempo largo de exposición. Pero para tiempos largos de exposición hay que tener muy buen pulso o utilizar un trípode si se quiere evitar un rechazo no por ruido/grano, sino por motivo movido/desenfocado.

 

¿Cómo se corrige con el Editor? Pues aunque pueda reducirse algo mediante la herramienta de "Reducción de ruido" ("Filtro -> Ruido -> Reducción de ruido") lo cierto es que esa herramienta elimina también la nitidez de la fotografía, por lo que la fotografía podrá ser rechazada por falta de nitidez (ver más adelante). Hay herramientas externas a Photoshop que pueden ser útiles a la hora de eliminar el ruido de una foto. No obstante, hay que tener en cuenta que estos programas son muy útiles para eliminar pequeños niveles de ruido porque tienden a eliminar detalles de la foto, dando una apariencia plástica a la imagen. Este tipo de procedimientos puede dar lugar a un rechazo por ‘Filtro anti-ruido excesivo’ que constituye una causa de rechazo por sí misma.

 

Otro modo de generar ruido en el tratamiento digital de una foto es al aplicar un filtro para aumentar la nitidez de la imagen (“Sharpening”). Si no se aplica este con cuidado, puede hacer aflorar ruido en superficies uniformes como el cielo, como en la siguiente imagen:

El detalle aumentado hace mucho más visible el ruido:

 

Compresión excesiva

 

 

AC solo acepta fotografías en formato JPEG (que significa Joint Photographic Experts Group, Grupo de Expertos en Fotografía), que es un formato de grabación de imágenes en forma comprimida, para ahorrar espacio. La compresión se realiza en el momento de la grabación y la descompresión en el momento de la visualización.

 

Los formatos conocidos genéricamente como RAW no son formatos comprimidos, sino que cada píxel de la malla fotográfica tiene una referencia expresa en el archivo, que contiene todas las características de luminosidad y color del píxel.

 

En cambio, el formato JPG no contiene información de todos los píxeles, sino de un porcentaje más o menos importante de los píxeles de la fotografía, con una reducción que los algoritmos de grabación realizan a partir de los píxeles contiguos que contienen una información similar. Estos algoritmos tienen más en cuenta los cambios de luminancia (luz) que los de crominancia (color), puesto que el ojo humano es más receptivo a los primeros que a los segundos.

 

Muchos editores de fotografía permiten elegir el porcentaje de compresión, como el Photoshop. En el momento de salvar a formato JPG aparece una pantalla que nos permite indicar ese porcentaje de compresión:

 

El cursor "archivo pequeño -> archivo grande" es lo que controla el porcentaje de compresión. Cuanta más compresión más pequeño resulta el archivo, pero también menos información queda de la fotografía original. Lo ideal sería enviar las fotografías siempre con la "Calidad" en el valor máximo, lo que significa la mínima compresión posible. A veces se envían fotografías de gran formato (1600 píxeles) en las que los autores han tenido que comprimir mucho la información para que el archivo ocupe el máximo de 1 MB admisible por la web. Esa compresión produce imágenes que serán rechazadas por "compresión excesiva".

 

Veamos un ejemplo con diferentes compresiones, 12 y 3:

 

 

En la última imagen se pueden apreciar una pérdida de información de contraste así como puntos blancos en las letras del registro del avión, zonas negras alrededor de las letras y halos alrededor de las mismas. Si lo aumentamos veremos más claro el resultado de la compresión excesiva:

 

 

Esas "aguas" formadas alrededor de las letras y en el interior de las mismas corresponden a zonas para las que el algoritmo de compresión suprimió el contenido en el archivo JPG, indicando en su lugar un parecido vago a las zonas más próximas.

 

La pérdida de información ha afectado también a los niveles de la fotografía. Del primer ejemplo al segundo solamente se ha variado el porcentaje de compresión, pero se ve una diferencia notable en los niveles de luminosidad.

 

Hay que tener en cuenta, por último, que cuando con Photoshop se indica el valor de la compresión y se graba el archivo, la imagen en pantalla sigue teniendo el porcentaje de compresión de la fotografía tal cual salió de la cámara (o aquel con el que se ha convertido desde RAW, normalmente la menor compresión posible), por lo que se sigue viendo bien en Photoshop a no ser que se recargue el archivo desde su ubicación en disco.

 

Observemos el resultado en una fotografía completa, en un tamaño habitual de 1200x800:

 

 

Detallemos los problemas que se han originado:

- Halos/aguas alrededor de todos los contornos del avión

- Halos alrededor del registro EC-IIH y de la bandera española

- Discontinuidad de colores no blancos de la librea de Iberia

- Halos alrededor de los señalizadores de la pista

- Paisaje del fondo pintado como a brochazos, sin detalles apreciables.

- En el cielo se detectan zonas cuadradas de diferente tonalidad azul.

En cuanto al fondo de las montañas, se aprecia una mayor pérdida de información en ellas que en el fuselaje blanco del avión, simplemente porque el algoritmo de compresión lo tiene "fácil" para mantener una cierta coherencia de zonas aproximadamente iguales en el fuselaje, pero eso es imposible con un fondo tan cambiante como el arboleda y las sombras del fondo montañoso. Es un síntoma que no pasa por alto a un screener.

 

En el cielo se detecta un síntoma inequívoco de compresión: la pixelación en grandes cuadrados del cielo. En lugar de producirse una variación de tonos azulados, se aprecian esos cuadrados de mayor o menor tamaño.

 

Esta fotografía será rechazada por "compresión excesiva". Eso sí, pesa 96 KB en lugar de los 788 KB que ocupa con el mínimo porcentaje de compresión posible.

 

 

Colores dañados

 

 

El ojo humano tiene en la retina unas células (los llamados "conos") especializadas cada una de ellas en diferentes longitudes de onda, que aproximadamente se corresponden a las longitudes de los colores azul, verde y rojo. Otras células están especializadas en la visión nocturna (los "bastones"). Los colores en fotografía se definen por el sistema RGB (Red=rojo, G=verde y B=azul por sus iniciales en inglés, Red/Green/Blue) (Nota: no en todos los casos se trabaja con RGB, hay otros sistemas). Los editores pueden aumentar o disminuir individualmente esos colores disminuyendo a la par los colores "complementarios", respectivamente cian, magenta y amarillo. Así no se puede aumentar individualmente el azul sin disminuir a la par el amarillo.

 

Algunas cámaras disponen de selectores para indicar la saturación y el tono de los colores. Ambos selectores pueden incidir en el correcto color de una fotografía.

 

Los colores de una fotografía pueden aparecer falseados por varios motivos. Generalmente este error viene asociado a un mal balance de blancos, ya sea porque se ha seleccionado un balance incorrecto o bien porque la cámara realice un mal auto balance. En ambos casos, en la foto aparece como si toda estuviera teñida de un color. En los siguientes ejemplos se ve a la izquierda el color original de la foto y a la derecha el color corregido:

 

Nos enfrentamos a un problema que a veces no es percibido por quienes editan fotografías, simplemente porque el monitor que utilizan no está bien calibrado. Puedes ver una fotografía bien de colores en tu monitor pero puede no estar bien en monitores correctamente calibrados. ¿Cómo saberlo? Con el Histograma.

 

El histograma nos indica la presencia de los 3 colores básicos componentes de la fotografía según un modo RGB (RGB = Red, Green, Blue, o sea, Rojo, Verde y Azul, sistema de síntesis aditiva de esos 3 colores para obtener todo el espectro de colores). Cuando se obtiene el histograma de una zona teóricamente blanca, como el fuselaje de determinados aviones, tenemos que observar los picos de los 3 colores aproximadamente juntos (para obtener el histograma de una zona parcial hay que realizar una selección mediante la herramienta "Marco rectangular"):

En cambio el histograma de una zona roja contiene unos valores muy pequeños de los otros 2 colores:

 

Y lo mismo con los otros 2 colores. Así pues el Histograma nos indica la composición en colores de una zona, lo que nos permite comprender si nuestra fotografía contiene o no un exceso de alguna de los colores (o combinación de ellos) sin necesidad de tener un monitor perfectamente equilibrado. ¡E incluso nos puede ayudar a calibrarlo!

 

Veamos un ejemplo de fotografía con un exceso de tonos azules:

Aparentemente para muchos esta fotografía tiene un histograma correcto, los colores son correctos, pero en realidad no es así, hay un exceso de azul. Si seleccionamos una zona blanca del fuselaje podremos ver su histograma con el exceso de azul:

Otra forma de falsear los colores es el uso de la saturación, por ejemplo mediante la herramienta "Imagen -> Ajustes -> Tono/saturación...". Cualquier manipulación excesiva de la saturación produce intensidades irreales de los colores. Veamos la misma fotografía anterior sobresaturada (con un +30, por ejemplo):

Ahora el histograma de las zonas blancas se muestra correcto, puesto que la saturación no afecta al blanco. En cambio el histograma de la zona roja de la librea del avión nos muestra un rojo demasiado intenso (compáralo con el mostrado más arriba para la misma zona):

¿Cómo sabemos que hemos saturado demasiado la fotografía? Bien, es simple, si partiendo de una cámara sin saturación y con un tono de colores neutro, hemos saturado la imagen con el editor, entonces probablemente la hemos saturado demasiado porque es casi seguro que la cámara fotografió los colores reales. Cualquier manipulación que añada más de un valor de 5 ó 6 de saturación convierte la fotografía en algo irreal. Un síntoma muy fácil de observar es que los rojos "cantan" demasiado. Hay que tener en cuenta que el rojo es el color que más destaca para el ojo humano (de todo el espectro visible es la de longitud de onda más alta), por lo que es fácil detectar saturaciones excesivas si hay algo rojo en la fotografía.

 

Otro caso diferente es cuando se envía una foto convertida a blanco y negro a partir de un original en color. AC sólo acepta fotos en blanco y negro cuando el original es en blanco y negro –obviamente- y cuando se trata de aviones clásicos, cuya conversión a blanco y negro se encuentra justificada.

 

El último motivo de rechazo por colores dañados es el mal ajuste de niveles y contraste en fotos de estelas, produciendo un color del cielo negro injustificado.

 

 

Contraste incorrecto

 

 

Brillo y contraste conforman lo que llamamos la luminancia de una fotografía, y tal como hemos indicado más arriba, son aspectos para los que el ojo humano es capaz de detectar mínimas variaciones. Cómo lo veas en tu monitor dependerá mucho de cómo lo tengas calibrado. Si lo crees necesario utiliza algún programa que te ayude a calibrarlo, pero ten en cuenta que hay monitores que simplemente no tienen la suficiente capacidad de contraste como para permitirte una edición correcta de las fotografías.

 

Depende de cómo hayas realizado la fotografía, del valor del ISO, de la apertura de diafragma y de la velocidad de obturación, tendrás que corregir el contraste y el brillo.

 

El contraste es la diferencia en intensidad luminosa entre un punto y los que le rodean en la fotografía. Es decir, no es un valor intrínseco de un píxel, sino la diferencia de luz que emite ese con respecto a otro de la fotografía.

 

El brillo indica la intensidad luminosa de la fotografía o de una imagen parcial o total, en lugar de la relación entre diferentes zonas de la imagen.

 

Cuando elevamos el contraste de una imagen hacemos más alta la diferencia de intensidad entre las diferentes zonas de la fotografía, incrementándola en las de más alta luminosidad y disminuyéndola en las de más baja luminosidad. Cuando manipulamos el brillo lo que hacemos es modificar la intensidad del conjunto de la imagen.

 

Cuando exageramos demasiado la diferencia de intensidad luminosa de la imagen mediante el contraste, lo que obtenemos son zonas oscuras junto a zonas muy brillantes. Comparemos unos valores correctos con unos de excesivo contraste:

 

 

 

En la segunda fotografía se han perdido los tonos diferentes de blanco de la deriva y de gris en el fuselaje, que pasa a tener una división muy clara entre el blanco y el gris, mientras que en la imagen con el contraste correcto se observan diferentes tonalidades de gris. Es lo que hace el exceso de contraste: las gamas intermedias desaparecen.

 

Por contra, la carencia de contraste ofrece imágenes con tonos demasiado parecidos entre las diferentes zonas de la fotografía, como si se viera la imagen a través de una niebla. Veamos algunos ejemplos:

Veamos el histograma de estas 3 fotografías para apreciar cómo nos puede ayudar a determinar si el contraste es correcto:

Este es el de la fotografía correcta

 

Este es el de la fotografía con excesivo contraste

 

Este es el de la fotografía con un contraste pobre

Los espacios a la izquierda y derecha de los picos de color se hacen más pequeños para las fotografías con un contraste excesivo y se hacen enormes para aquellas con poco contraste. Es decir, los colores son mucho más marcados, exageradamente, cuando el contraste es alto, y tienden al blanco (a juntarse los 3 picos) cuando la fotografía tiene un contraste muy bajo.

 

Al rebajarse la diferencia de intensidad luminosa los colores también se apagan, como hemos visto. En las siguientes imágenes queda patente que todo parece estar tamizado como por una niebla o como si alguien hubiera apagado la luz. Pero ojo, sólo se ha tocado el contraste, el brillo no se ha modificado.

 

En las siguientes se aprecia una zona con el contraste bajo y la otra con el contraste corregido:

 

 

 

La siguiente imagen nos muestra el resultado de una fotografía en condiciones de poca luminosidad, en la que la cámara no percibe contraste en la fotografía, algo que podremos intentar corregir mediante cualquiera de las herramientas de manipulación de niveles o brillo/contrate:

En la fotografía tal cual salió de la cámara se observa la palidez de la misma y la ausencia de contraste. Esta foto no tiene probablemente solución, si se aumenta el contraste el cielo pasará a estar blanco y la parte inferior de los planos a estar negra:

Al aumentar el contraste ha desaparecido, además, la frontera entre el fuselaje y el cielo, con lo que el avión pasa a integrarse incorrectamente en el cielo. Otro tipo de manipulaciones correctivas del contraste nos darán una imagen más contrastada del avión, pero harán aparecer halos alrededor del avión, por lo que la fotografía será también rechazada:

 

Por último, la manipulación selectiva de la imagen (sin tocar el cielo, modificando solamente el avión) puede producir una mejora sensible en la imagen:

Compárese con la primera imagen, la de la fotografía tal y como salió de la cámara: se ha conseguido una mejora notable con este método. Quizá no la haga aceptable para la web, pero seguro que sí lucirá mucho más en nuestro archivo particular.

 

El control del contraste es imprescindible para asegurarse el éxito en fotografías de baja luminosidad, pero no debería ser una preocupación en fotografías de objetivos correctamente iluminados por el sol.

 

 

Brillo/destello molesto

 

 

El motivo de rechazo por brillo corresponde a fotografías en las que se aprecian destellos y brillos no deseados y que distraen la atención de la foto. No se trata pues de un problema de edición, sino de un problema de la foto en sí misma.

 

Se aceptan en AC fotografías con reflejos en alguna parte del avión, pero se rechazan aquellas en las que el reflejo sea el protagonista de la imagen, como en el siguiente ejemplo:

 

Modificada digitalmente

 

 

AC no admite fotografías modificadas digitalmente. Sí que permite, en cambio, fotografías editadas. Pese a que el límite entre edición y manipulación no es muy claro, se puede decir que la manipulación es un tipo de edición en el cual se crean o se destruyen elementos no originales o artificiales.

 

La edición de una fotografía puede corregir un horizonte desnivelado porque el horizonte está en la foto original, puede ajustar los parámetros del histograma para conseguir un contraste adecuado más natural, puede añadir nitidez a una foto cuando la pierde en el propio proceso de edición y puede recortar la imagen para centrarse más en el objeto de la foto. Pero no puede, como en estos dos ejemplos, crear una iluminación ficticia o eliminar un elemento que distrae de una fotografía:

 

En la segunda fotografía se ha suprimido mediante clonación un elemento que tapaba en parte el helicóptero y creaba una distracción en la fotografía. El original es el siguiente (en más pequeño):

Estas manipulaciones no son aceptables en AC y cuando son detectadas suponen el rechazo de la fotografía.

 

 

Distorsión por calor

 

 

La distorsión por calor es un fenómeno que se produce por la difracción del aire en capas de diferente temperatura. Se suele dar en los días de mucho calor, aunque como es producida por diferencias de temperatura, no es indispensable que el sol apriete fuerte para que se produzca. Se produce una distorsión muy característica y que no tiene solución en cuanto a edición se refiere.

 

En esta imagen se puede ver cómo la parte superior del ala está distorsionada por efecto del calor. También se ven distorsionados los neumáticos. La distorsión se hace siempre más evidente en las zonas con una gradiente mayor de temperaturas, es decir, aquellas que están en contacto con la superficies más caliente: el suelo, las alas, la parte superior del fuselaje, etc. Esta fotografía no es aceptable en AC.

 

 

Foto oscura/subexpuesta

 

 

Una fotografía puede quedar oscura por muchos motivos, todos ellos resultado de una incorrecta configuración de la cámara. Esta mala configuración puede ser bien manual o bien automática, pues una foto sacada de forma automática o semiautomática puede dar resultados oscuros si la cámara realiza la medición de forma incorrecta. En el siguiente ejemplo se subexpuso mucho la foto para poder obtener alguna imagen por la baja luz ambiental ya que el sujeto en movimiento obligaba a subexponer la foto para conseguir una velocidad suficiente:

En el siguiente ejemplo la fuerte luz de la pata de morro hizo que la cámara hiciera una mala medición y se subexpusiera:

La oscuridad de una fotografía no tiene una solución fácil, a veces simplemente no tiene solución. Al tratar de resolverla añadiendo brillo se obtiene ruido (ver más arriba lo que es el ruido) puesto que el programa editor no es capaz de asignar correctamente la luminancia a todos los píxeles por igual, puesto que los matices entre píxeles oscuros son muy difíciles de extrapolar para obtener una fotografía iluminada. Sila fotografía se ha realizado en RAW existen más posibilidades de mejora, puesto que se ha almacenado la información de luminancia y crominancia de todos los píxeles de la fotografía, pero si se ha realizado en JPG hay menos posibilidades de realizar una edición que sea aceptable.

 

El intento de mejorar la primera de estas dos fotografías produce mucho ruido/grano, como puede verse aquí:

El resultado no es correcto por exceso de ruido y esta fotografía sería rechazada en AC.

 

En cambio para la segunda se puede intentar una mejora, puesto que hay más luz disponible y el editor podrá ser capaz de mejorarla sin introducir un exceso de ruido:

Lamentablemente esta fotografía no sería aceptada tampoco en AC, por el ruido que contiene, pero puede resultar mucho más atractiva para vuestra colección particular.

 

Hasta aquí hemos recurrido solamente a los controles de brillo/contraste. Hay otras formas en Photoshop de mejorar las zonas oscuras, mediante las herramientas "Sombras/iluminaciones", o "Niveles" o "Exposición". Todas introducen ruido/grano, pero en determinadas situaciones puede ayudar a paliar pequeños problemas de iluminación.

 

No hace falta que haya una luz deficiente para que una foto salga oscura, ya que una mala medición puede subexponer cualquier foto por mucha luz que haya:

Aquí la foto se subexpuso por mala medición puntual de la cámara.

 

 

Foto quemada/sobreexpuesta

 

 

En este caso tenemos el problema opuesto al explicado para oscura/subexpuesta: ha entrado demasiada luz en la cámara y como resultado la luminancia (la luz) de los píxeles prevalece sobre la crominancia (el color). También es resultado de una mala configuración de la cámara y, como en el anterior caso, sólo se puede solucionar si el original está en un formato sin compresión (RAW). El siguiente ejemplo muestra una foto sobreexpuesta, donde se puede ver cómo los blancos predominan donde no debería haber blancos (zonas quemadas):

No hay solución mediante la edición, tanto si se intenta rebajar el contraste como si se intenta rebajar el brillo la fotografía se modificará en conjunto, y en el mejor de los casos se conseguirá una fotografía oscura, de tonos apagados, que podrá ser rechazada como oscura/subexpuesta.

 

En la siguiente fotografía el intento de fotografiar un avión a la sombra ha quemado las zonas al sol:

Cualquier intento de reducir la iluminación de las zonas quemadas producirá un oscurecimiento de las zonas correctamente iluminadas, sin que llegue a resolverse la sobreexposición:

Se ha conseguido mostrar algo del color del cielo y de la zona sin hierba cercana al avión, pero toda la parte izquierda de la imagen sigue quemada.

 

 

Viñeteo excesivo

 

 

Se llama viñeteo a la pérdida de luminancia en las zonas periféricas de la imagen, normalmente en las cercanas a las esquinas. El viñeteo se produce por la forma de los objetivos y del diafragma. Los objetivos recogen una mayor iluminación en el centro que en los extremos. Las imágenes provenientes de los objetivos son redondas, como los objetivos, en lugar de tener un formato rectangular. Si obtuviéramos una fotografía de lo que realmente envía hacia la cámara un objetivo observaríamos la pérdida de luminancia progresiva desde el centro hacia el exterior de la imagen redonda. Como nuestras cámaras tienen una apertura rectangular, parte de la luz que llega del objetivo no pasa a nuestra fotografía, solo la que corresponde a la forma rectangular del diafragma. Es por eso que el viñeteo se nota más en las esquinas de la imagen, son los puntos más alejados del centro de la imagen.

Este efecto depende de la lente que se use, ya que hay lentes que tienden más al viñeteo que otras. El efecto es más agudo a grandes aperturas y a determinadas focales en las lentes con zoom, por lo que se puede solucionar cerrando un par de puntos el diafragma o cambiando la focal ligeramente. Se puede corregir con determinados programas de edición, pero como en otros casos, sólo en casos leves y con cuidado.

 

También hay cámaras que reducen el viñeteo por sí mismas, siempre y cuando reconozcan adecuadamente el objetivo instalado. En el setup de las cámaras se pueden encontrar, dependiendo de la complejidad de la cámara, opciones de reconocimiento del objetivo.

 

El viñeteo es tanto más visible cuanto peor es la iluminación ambiental, por lo que es fácil observarlo en días de cielo cerrado:

El viñeteo se observa más fácilmente en las miniaturas que en las fotografías grandes:

 

Foto desenfocada/movida

 

 

Bajo esta única causa de rechazo se encuentran dos errores diferentes. Se agrupan bajo una misma categoría de rechazo porque el efecto que producen en la foto es muy similar; y es cuando el objeto de la fotografía -o alguna parte de él-  no está bien definido. Los contornos se pierden y se difuminan los detalles, dando como resultado una imagen borrosa.

 

La imagen borrosa puede producirse porque no se haya podido enfocar correctamente. Puede ser porque el autofoco de la cámara no ha sido capaz de enfocar correctamente el objeto o porque el fotógrafo ha enfocado otro objeto distinto. Un error muy común es enfocar el mismo objeto en movimiento a otra distancia, por lo que no es buena idea dejar pulsado el botón de disparo mucho tiempo, manteniendo la misma distancia de enfoque cuando el avión se está moviendo. Otra causa de desenfoque es no elegir suficiente profundidad de campo, lo que hace que una zona de la foto esté enfocada, pero el resto aparezca fuera de foco.

 

También se aprecia desenfoque en fotografías en las que el motivo está movido. Este caso se produce sólo por elegir una velocidad de obturación lenta, de manera que el objeto se ve borroso debido al movimiento; o bien del avión o bien de la propia cámara. El siguiente ejemplo es de una fotografía que se hizo con una velocidad relativamente baja, por lo que aparece una imagen un poco borrosa por estar movida:

Este tipo de problemas no tiene solución, ya que una edición que intente corregir el problema puede hacer que se entre en otra categoría de rechazo, como ‘Sharpening excesivo' (ver a continuación).

 

 

Sharpening excesivo

 

 

Sharpening (enfoque) es la forma habitual en fotografía de definir el nivel de enfoque de una fotografía. Las fotografías, tal y como quedan registradas por las cámaras, tienen un determinado enfoque de los objetos incluidos en la imagen, que depende de muchos factores, como el método de enfoque de la cámara (manual o automático), si el objetivo incluye o no estabilizador de imagen, del movimiento de la mano del fotógrafo al pulsar el disparador o durante la exposición, del sistema de enfoque automático (por el punto central, por malla de puntos, por promedio), etc., y también de un parámetro de nitidez que permite a la cámara realizar un trabajo extra de enfoque de la imagen.

 

Lo mejor es consultar el manual de la cámara y realizar las pruebas que convenga para determinar cuáles son para cada situación los mejores valores a utilizar.

 

Una vez obtenida la imagen, cuando reducimos su tamaño a la medida que creemos conveniente para su envío a AC, introducimos errores de enfoque, puesto que eliminamos píxeles en la reducción, que conviene corregir ligeramente con el editor de imágenes. Ese proceso se conoce como "enfoque" en general, aunque lo que realiza no es un enfoque, sino una simulación del mismo, fundamentalmente incrementando la crominancia de zonas pequeñas y oscuras en detrimento de las zonas más cercanas, para producir una visión más clara de líneas, aristas, contornos, etc. El sharpening excesivo se comete cuando se abusa de esta función o se utilizan con ella unos parámetros muy agresivos, los bordes pasan de destacar a distorsionarse creando unos rebordes blancos y negros muy característicos.

 

Se produce un exceso de nitidez como consecuencia de la utilización incorrecta de esta función al editar, pero también se puede producir también al intentar corregir otros fallos fotográficos que implican poca definición de la fotografía, como imágenes mal enfocadas o al intentar compensar la pérdida de calidad que conlleva la utilización de un filtro anti-ruido. El siguiente ejemplo es de una foto a la que se ha aplicado demasiada nitidez. En la ampliación se aprecia mejor la distorsión que el excesivo uso del filtro produce en los bordes de las letras. También se puede apreciar en los soportes de motor el conocido como “efecto escalera” que se produce al aplicar un exceso de mascara de enfoque a líneas oblicuas con poco ángulo respecto a la horizontal o a la vertical. En este caso la pixelización producida por este efecto se toma como un indicativo de que ha habido un exceso de aplicación de máscara de enfoque, lo que conduce al rechazo de la foto por este motivo:

 

Lo ideal es, después de la reducción de la fotografía al tamaño deseado, realizar el enfoque necesario para que no aparezcan estos efectos indeseables. Hay que tener en cuenta que la calidad del monitor utilizado para las ediciones pueden influir mucho en la visión de las imágenes y hacer creer a quien edita que una imagen no está bien enfocada cuando sí lo está, o viceversa. La ampliación de la imagen, como la última propuesta, ayuda a determinar si hay o no un enfoque excesiva: esos halos blancos alrededor de las letras negras o esos dientes de sierra por encima de los motores y del fuselaje son síntomas inequívocos de un exceso de "sharpening".

 

Por último en cuanto al sharpening, hay que señalar que una fotografía desenfocada de origen no se puede solucionar con la función de enfoque del editor. Lo mejor es analizar la fotografía seleccionada para ser editada en su tamaño original antes de iniciar la edición. En el siguiente ejemplo vemos un trozo de una fotografía que no es una buena candidata a producir una imagen nítida:

Por mucho que se intenta darle nitidez a la fotografía, la cola nunca estará lo suficientemente nítida. Esta fotografía debe ser rechazada antes de editarla.

 

 

Falta nitidez

 

 

Los objetos fotografiados deben verse de una forma natural. El ojo humano no es capaz de ver con la nitidez que exigimos a la fotografía, pero en cambio nuestro proceso de imágenes suple esa falta de capacidad visual proporcionándonos imágenes nítidas en las que los contornos son perfectos y los detalles siempre visibles ... aunque no los veamos. Con la fotografía podemos plasmar lo que en realidad no vemos, pero debe ofrecer la misma experiencia sensorial: el motivo fotografiado debe estar nítido. Cuando se trata de un avión, las ventanillas deben verse correctamente recortadas contra el fuselaje, el registro del avión debe leerse sin forzar la vista, el contorno del avión debe estar nítidamente separado del entorno, etc.

 

Como contraposición al exceso de enfoque que hemos visto más arriba, el motivo de rechazo por falta de nitidez corresponde a aquellas fotografías en las que o bien ya en el original el motivo está desenfocado o bien en el proceso de edición se ha perdido nitidez y no se le ha dado mediante la herramienta correspondiente del editor de imágenes.

 

La nitidez debe iniciarse con la cámara misma, preparándola a través de su menú para la obtención de fotos nítidas según el destino de la fotografía. Después, en el proceso de edición, parte de esa nitidez puede perderse, por ejemplo al reducir el tamaño de la imagen, y es entonces cuando debemos simularla mediante el programa de edición. Si ambas fases relativas a la nitidez no se realizan, la fotografía quedará poco nítida, algo desenfocada, aunque no movida.

 

En el siguiente ejemplo vemos una mitad corregida (derecha) y una mitad que no lo ha sido (izquierda), separadas por una línea vertical roja:

La parte de la izquierda no está nítida, aunque no lo está tanto como para ser rechazada por desenfocada, simplemente le falta un empuje de nitidez, que sí que tiene la parte de la derecha.

 

Otro ejemplo de falta de nitidez, comparado con la foto dotada ya de una nitidez correcta a continuación:

 

 

Obsérvese la diferencia en el morro del avión, las ventanillas, logos de la compañía, etc.

 

En el proceso de reenfoque de una fotografía se produce, como hemos dicho más arriba, un poco de ruido, que debe evitarse para las zonas que no puedan ser más enfocadas, como el cielo. Los pasos a dar para el proceso de dotar de nitidez a una fotografía deben ser más o menos los que sigue:

 

- Selecciona el cielo mediante la herramienta "Varita mágica":

Para esta operación se debe ajustar la "Tolerancia" al valor más adecuado para que sólo seleccione el cielo cuando se haga click en él. Un valor adecuado en situaciones de buena iluminación, como la fotografía de ejemplo, es el 15. Puede que sea necesario ampliar la selección mediante el uso combinado de la tecla Mayúscula y el click del ratón.

 

- Selecciona la opción "Invertir" del menú "Selección" (o la opción "Selección inversa" del menú del botón derecho del rartón), con lo que quedará seleccionado el avión:

- Aumenta la selección de 1 ó 2 píxeles para que incluya el contorno del avión mediante "Selección -> Modificar -> Expandir".

 

- Aplica la máscara de enfoque adecuada a la fotografía, mediante la herramienta "Máscara de enfoque" ("Filtro -> Enfocar -> Máscara de enfoque"). De los 3 valores que se pueden utilizar, fija el segundo siempre a 0,2 ó a 0,3 y el tercero a 0. Usa solamente el primero de ellos, la "Cantidad", para producir un mayor o menor enfoque:

 

Filtro anti-ruido excesivo

 

 

Tal y como se ha comentado más arriba, existe la posibilidad de reducir el ruido/grano de una fotografía mediante determinados programas de edición de imágenes. Existen varios tipos de filtros que eliminan más o menos eficientemente el ruido digital de las fotos, pero todos tienen el mismo efecto secundario: eliminan muchos detalles de la fotografía junto con el ruido. El efecto que dejan en las fotos es que aparecen demasiado lisas, como sin relieve y con una apariencia plástica (superficies demasiado satinadas).

 

Los filtros para la eliminación de ruido son una gran herramienta para eliminar el ruido generado en las fotos, tal y como se explica en el apartado ‘Mucho ruido/grano’; pero como otras técnicas de edición, su uso excesivo conduce a un rechazo por otro motivo diferente al que se quiere evitar. En el siguiente ejemplo se aprecia cómo el abuso de filtros reductores de ruido ha dejado al avión con una apariencia plástica:

En la ampliación podemos ver mejor el efecto "plástico":

A partir de una fotografía rechazable por ruido (aquí un detalle de la misma) ...:

 

... se puede obtener una fotografía rechazable por anti-ruido excesivo:

Como se puede apreciar la utilización del anti-ruido disminuye también la crominancia. El verde de la librea de Alitalia parece ahora gris verdoso, y el nombre de la compañía parece también gris, sin haber aplicado nada más que un anti-ruido. Esto es así porque la eliminación del ruido conlleva el igualar la luminancia y crominancia de zonas contiguas y no necesariamente las de mayor crominancia, sino las de menor, con la consiguiente pérdida de colores de la fotografía, que deberá saturarse para recuperar sus colores originales ... proceso que introduce otros defectos en la fotografía.

 

La conclusión es que el uso del filtro anti-ruido debe realizarse solamente en zonas concretas de la imagen (no en el conjunto de la misma) y con unos parámetros que apenas modifiquen la imagen, por lo que su uso quedará limitado a poquísimos casos.

 

 

Motivo a contraluz

 

 

El efecto de la luz cuando viene del lado contrario al objeto a fotografiar es que hace que el objeto se llene de sombras. Este tipo de situaciones a contraluz se da sobre todo con el cielo despejado porque la luz es puntual. Una situación de cielo nublado hace que la luz difunda más, eliminando sombras y suavizando este mal efecto. Una buena foto debe estar bien iluminada y tener la menor cantidad de sombras posible; y para eso la luz, sobre todo si no es difusa, debe estar en una posición que ilumine directamente al objeto, detrás del fotógrafo. Las sombras a contraluz producen generalmente imágenes oscuras y planas, sin colores; y es este un efecto que se produce con mayor intensidad cuando la luz es más dura, como en las horas en las que el sol brilla más. La luz cenital es una luz muy áspera y puede producir imágenes oscuras en cuanto la luz pasa de la vertical del avión, como en el ejemplo de la izquierda. En este caso se aprecia fácilmente como pese a estar bien iluminado, el avión se muestra sombrío mientras la franja iluminada brilla, creando una sensación general de oscuridad.

Como se aprecia en la fotografía la cola y la parte visible del fuselaje quedan a la sombra, por encontrarse el Sol en el lado contrario. Esta foto es rechazable por contraluz. También lo es la siguiente por el mismo motivo:

Este motivo de rechazo no puede arreglarse con una edición correcta, ya que si intentamos corregir la luz podemos conseguir un rechazo por otra causa, como sobreexposición o mala post-edición. Lo mejor es evitar por todos medios hacer fotos con el sol en frente, y hacerlas a contraluz cuando no queda más remedio.

 

Algunos contraluces son admitidos en AC por las especiales circunstancias que envuelven la fotografía, como fotografías históricas, accidentes, aviones en remotos aeropuertos que difícilmente podrán tener más fotos en AC, etc. En otros casos los contraluces forman parte de la esencia de la fotografía, como en el de las puestas de Sol y los aviones a contraluz en ellas. Este tipo de fotografías creativas tienen su cabida en AC. El contraluz puede llegar a ser un espectacular motivo fotográfico si se encuentra una buena justificación para ello. En estos casos habrá que elegir la exposición cuidadosamente, pues las fotos con un gran contraste requieren de una esmerada exposición.

 

 

Manchas en foto/sensor

 

 

Este es uno de los dolores de cabeza permanentes de los fotógrafos: el polvo que se introduce o deposita en objetivos y sensor puede echar por tierra toda una sesión fotográfica.

 

Una cámara de fotos, por lo general e independientemente de su tipo, no es un elemento estanco. Por ello es fácil que una mota de polvo entre en su interior y se pose en la superficie del sensor de forma que produzca manchas en las fotos. Este es el caso más frecuente, cuando se observan manchas en la foto debido a suciedad en el sensor que se ven con mayor facilidad en el cielo y a aperturas pequeñas (Valores grandes de f). Es recomendable eliminar no sólo las manchas del sensor, sino todo lo que se asemeje a estas, como pájaros o pequeños artefactos en la fotografía.

En algunos casos las manchas son poco apreciables, pero están ahí. En la siguiente fotografía no se aprecian a simple vista:

Sin embargo tras ecualizarla se aprecian muchas manchas que sin duda indican un problema en el sensor o en el objetivo:

También puedes apreciar las manchas "sacudiendo" ligeramente la fotografía, moviéndola hacia arriba y abajo o izquierda y derecha. De esa forma se vuelven más visibles las manchas para el ojo humano.

 

En AC se rechazan aquellas fotografías en las que las manchas son visibles, no aquellas en las que las manchas son sólo apreciables tras ecualizar la fotografía, si bien es cierto que otras webs de fotografía aeronáutica realizan la ecualización como paso obligatorio para la aceptación de una fotografía.

 

Como se ve en la fotografía ecualizada las manchas son mucho más visible en zonas de un color uniforme, como el cielo. A continuación damos una guía de cómo suprimir las manchas mediante la herramienta del "Pincel corrector" de Photoshop. Hay que hacer notar que esta supresión es la única manipulación digital permitida en AC en una fotografía.

 

- Lo primero de todo es duplicar la capa de trabajo:

- A continuación se ecualiza la imagen de la nueva capa ("Imagen -> Ajustes -> Ecualizar"). Si no se le cambia el nombre, la capa se llamará "Fondo copia", y nuestra imagen original "Fondo".

 

- A continuación se selecciona la capa original, "Fondo", para trabajar en ella. Puesto que las capas se muestran siempre superpuestas estaremos viendo la imagen ecualizada pero trabajaremos sobre la capa no ecualizada, la original.

 

- Seleccionamos la herramienta "Pincel corrector" y mediante el botón derecho del ratón seleccionamos el tamaño del pincel, que debe ser solo ligeramente superior al de las manchas:

- Procedemos a la corrección: mediante "Alt" + el botón izquierdo del ratón seleccionamos una zona cercana a la mancha y después mediante el click izquierdo del ratón pulsamos encima de la mancha. Así una a una con todas las manchas. Atención: visualmente no se verán las correcciones, puesto que estamos viendo la superposición de ambas capas y la capa "Fondo copia" continúa teniendo las manchas.

 

- También podemos reducir las manchas mediante otra herramientas, el "Pincel corrector puntual", de uso más director que el expuesto más arriba:

- Suprimimos la capa "Fondo copia". Nuestro original debe estar ahora corregido, como podemos comprobar de nuevo ecualizándolo:

Toda la operación se puede repetir tantas veces como sea necesario para suprimir las manchas.

 

Hay que destacar que no debe utilizarse la herramienta "Tampón de clonar" para estas correcciones, sino el "Pincel corrector". Un error muy frecuente en la edición es el uso del tampón de clonación, que realiza una copia de una zona sobre otra. Pero cada zona de la imagen contiene una luminancia/crominancia diferente (obsérvese en la imagen ecualizada el viñeteo producido por el objetivo) lo que hace que una clonación sea detectable al introducir zonas con una luminancia/crominancia diferente de la del entorno. En cambio la herramienta "Pincel corrector" realiza una estimación en cuanto al entorno de la zona corregida y permite dotar a la corrección de una naturalidad que no da la clonación. Pero eso tiene también un inconveniente: la corrección no es posible para una mancha cercana o tocando el avión con el retoque del pincel corrector, puesto que en el entorno de la mancha se encuentra el avión, lo que hará que la corrección deje la mancha muy oscura o más blanca (dependiendo del color de la librea), haciéndola más visible en lugar de menos.

 

 

Reflejos/manchas cristal

 

 

Esta categoría de rechazos obedece a dos problemas. El más común es cuando se dispara a través de ventanas, ya que estas suelen devolver un reflejo de los objetos más luminosos que se encuentran en nuestro lado de la ventana. Este problema no tiene solución y lo único que se puede hacer es poner mucha atención al fotografiar a través de ventanas para que no se produzcan este tipo de reflejos. El siguiente ejemplo muestra claramente los reflejos en la ventanilla del avión:

Hay otro caso en el que se aplica esta causa de rechazo; y es cuando hay una luz muy fuerte cerca del encuadre de la foto que produce brillos en la lente. Las lentes suelen llevar un tratamiento para evitarlo y el uso de parasoles para las lentes es una práctica muy buena para prevenirlos, pero siempre se presentarán cuando haya una fuerte fuente de luz. En el siguiente ejemplo la luz del Sol produce un reflejo en el motor que no es posible arreglar con una correcta edición. Este tipo de reflejos con frecuencia se ve favorecido por la utilización de filtros -UV, polarizadores- cuando la luz ambiental es baja:

Por último un ejemplo de reflejo cuando se fotografía desde el interior de un terminal de pasajeros, en el que se observa un reflejo doble por encima tanto del morro como de la deriva y en la propia deriva, como resultado del acristalamiento del terminal a base de cristal laminado:

 

Foto mal post-procesada

 

 

Como ya se ha explicado en otros muchos casos, una mala edición fotográfica, o el intentar corregir una fotografía que no tiene corrección, pueden producir que la foto se vea rechazada. Los más comunes fallos derivados de una mala edición tiene su causa de rechazo propia, pero hay otros fallos no tan comunes que se engloban en esta categoría de fotografía mal post-procesada. Los más destacados dentro de esta categoría son la utilización excesiva de la herramienta de iluminación de sombras y el mal uso de la herramienta de clonación para eliminar manchas de la imagen.

La tentadora herramienta de iluminación de sombras puede usarse en muy poca cantidad para iluminar parcialmente las sombras pero es fácil hacerlo de más, creando imágenes que aparentan mas vistosidad; pero sin relieve y con frecuenta aparición de halos si el fondo es lo suficientemente claro y uniforme. En el ejemplo siguiente se ha usado un exceso de iluminación en las sombras y se pueden apreciar fácilmente los halos blancos junto a las zonas negras y negros junto a las áreas blancas que se crean alrededor del avión:

En la siguiente imagen se puede ver delante del motor de la derecha una marca en el cielo producida por una mala edición al eliminar una mancha del cielo. En este caso no se utilizó la herramienta de clonación, sino que se seleccionó la herramienta ‘Pincel corrector’ de Photoshop para eliminar una mancha en el sensor con el resultado de que se clonó al azar una parte del fuselaje:

 

Baja calidad de imagen

 

 

Se utiliza este rechazo cuando la foto en general y sin ningún tipo de fallo en particular tiene muy baja calidad. Se suele utilizar para rechazar fotos que tienen múltiples fallos y que no tienen corrección, al menos en cuanto a un único ajuste se refiere. Suele tratarse de fotos tomadas con cámaras muy viejas, de mala calidad, móviles o fotos demasiado recortadas respecto al original. El siguiente ejemplo es de una foto de baja calidad. Se le puede aplicar distorsión por calor, descentrado, oscura, contraluz, grano/ruido y mal post procesado; pero lo normal en este caso es aplicar un rechazo por baja calidad, porque como se puede observar, la calidad general de la foto es pésima:

Las fotografías realizadas con cámaras compactas antiguas o con móviles suelen tener una calidad muy baja, con claros desenfoques, zonas sin definición, como si se hubiera aplicado un exceso de filtro anti-ruido, son oscuras y con mucha grano, etc:

 

Motivo cortado/tapado

 

 

En AC pretendemos mostrar las fotografías con una cierta norma para los aviones que no se pueden o no se desean mostrar completos: que el corte sea equilibrado. El motivo de rechazo "cortado/tapado" es uno de los motivos que requieren de una mayor comprensión ya que es muy complicado saber cuándo un corte en el motivo principal es correcto o cuando un obstáculo tapa significativamente el motivo principal de una fotografía. Hay muchos casos en los que el recorte de la foto corta una estructura del avión, como un motor. Los siguiente ejemplos ilustran 2 motivos cortados claramente, primero un motor y después un motor y la pata de morro:

 

Otras veces, el motivo del corte no es tan claro y como otros muchos motivos de rechazo dependerá en gran manera del ojo que lo vea el decidir si el corte es correcto o no. Es lícito cortar una parte del avión cuando esta no tiene interés aparente dentro de la foto; y esto se puede aplicar hasta hacer fotos de gran detalle. En estos casos, el corte se puede decir que está bien hecho cuando el ojo no busca otras estructuras dentro de la foto. Dicho de otra manera, es cuando no echa de menos nada en ella.

 

Sin embargo, cuando se deja la vista fluir por la imagen y topa bruscamente con algo como el borde de la imagen, es cuando se puede pensar que la foto está mal cortada. En las siguientes imágenes, si se deja a la vista vagar por la fotografía, llega un momento en el que la vista topa con el borde del cuadro buscando la cola o las ruedas del avión. Son dos cortes bruscos que no son del todo correctos y la imagen produce una sensación extraña al verla:

 

En otros casos, el recorte es más sutil, pero se puede seguir aplicando el mismo proceso para ver si el corte es bueno o malo viendo la reacción de la vista al reseguir la imagen. Las siguientes imágenes son dos ejemplos de cómo la mayor parte de las veces un pequeño corte significa una gran pérdida en la foto. En ambos casos aunque el fragmento cortado es pequeño, podemos ver cómo la vista al pasar por ese punto intenta buscar algo que no encuentra. En primera imagen falta una parte del plano derecho y en la siguiente, parte del tren delantero:

 

Como regla general, se puede justificar un corte cuando elementos de la foto bien diferenciados quedan centrados en el encuadre. En el ejemplo siguiente se ha dejado más espacio entre el motor y el cuadro por la izquierda que entre el fuselaje y el cuadro por la derecha, por lo que la imagen está mal cortada. Sin embargo, en posterior, esas mismas distancias son iguales, dando una imagen que puede considerarse bien cortada pese a verse menos avión:

 

En otras ocasiones, el motivo principal está dentro de cuadro; pero no está a la vista por encontrarse tapado por algún obstáculo. En este caso para saber si la obstrucción es o no significativa, se recomienda seguir el mismo procedimiento que para el motivo cortado; dejar que la vista fluya por la imagen para, viendo su reacción, decidir si tiene más trascendencia el obstáculo que el motivo que tapa. En resumen, tratando de evaluar el poder de distracción que el obstáculo produce.

 

En los siguientes ejemplos hay, en el primero, un caso de motivo tapado por una escalera. En este caso, la escalera distrae mucho la vista al pasar por ese punto, no debería estar ahí:

 

Foto mal recortada

 

 

Muchas veces y por descuido se dejan bordes blancos en la foto al recortarla, por ejemplo tras haberla previamente girado, que ocasionan que la imagen no sea aceptada por ello. Es un problema de fácil solución que se arregla con un recorte más cuidadoso durante la edición de la foto.

 

Los siguientes casos son casos de mal recortado, y en ellos se ha incluido un marco azul para ver mejor el mal corte y diferenciarlo de la página. En el primer ejemplo hay una esquina blanca y en segundo una línea blanca debajo:

 

 

Motivo descentrado

 

 

Como regla general, una foto debería guardar las mismas distancias entre el objeto y los bordes de la imagen. En su caso más simple, un corte descuidado de la foto puede dar lugar a que las distancias entre el objeto y el marco de la foto varíen. En el siguiente ejemplo el motivo está descuadrado tanto horizontal como verticalmente. Hay más distancia por la derecha que por la izquierda y también más por arriba que por abajo:

Esta regla general no es fácil de aplicar en muchos casos, ya que dependiendo del ángulo desde el que se fotografíe, dejar la misma distancia entre el objeto y el margen puede hacer que la foto quede descompensada. En estos casos es de aplicación la forma de cortar adecuadamente las fotos que se describió en el apartado ‘Motivo cortado/tapado’, pues es fácil exponerse a un rechazo por este motivo por centrar mal una foto.

 

Pese a que el centrado horizontal no suele presentar muchos problemas, el centrado vertical puede llegar a ser más difícil cuando no es fácil encontrar un punto de referencia. En caso de plano general, se suele tomar como un buen punto de referencia la línea central del fuselaje, que en muchos modelos de avión queda algo por debajo de la línea de ventanillas, o el punto donde la línea entre las puntas de los planos corta la línea del fuselaje. Si el plano es más corto, entonces es preferible centrar la imagen intentando dejar el mismo espacio por debajo que por arriba del objeto. En el siguiente ejemplo se ha centrado en la línea de las ventanillas y en el de más abajo, al ser un plano más corto, se ha dejado el avión equidistante con los márgenes:

 

Sin embargo hay casos en los que por algún motivo determinado puede variarse el centrado de una foto. Para este tipo de descentrados es necesario analizar la causa que nos lleva a descentrar la imagen y decidir si esa causa justifica o no el descentrado de la imagen. En los siguientes ejemplos se ha hecho un centrado alternativo atendiendo a causas que no lo justifican:

 

En el primero se ha incluido una nube de agua pulverizada, pero es tan leve que no justifica el descentrado de la foto. En el siguiente se ha descentrado la foto para incluir una señal que no aporta nada a la foto, por lo que el descentrado no se justifica. Sin embargo en los dos ejemplos siguientes se ha descentrado la foto con un motivo justificado. En el primero se incluyó un avión en despegue y en el segundo se ha incluido parte de la pista para dar una referencia y destacar la altura a la que se encuentra el avión:

 

 

Motivo poco visible

 

 

Puesto que AC es una web de fotografía aeronáutica, aquellas fotografías que no muestren temas relacionados con la aviación, o que lo muestren en un tamaño muy pequeño, serán rechazadas por "motivo poco visible". Los casos más frecuentes son los constituidos por fotografías de paisajes tomados desde un avión, en los que no aparece ningún elemento aeronáutico (como el propio avión, un aeropuerto, otro avión en vuelo, etc.) y aquellas fotografías que muestran un fragmento de avión no significativo, como por ejemplo:

 

Motivo pequeño

 

 

Excepto en fotos históricas, en las que muchos de los motivos explicados no se aplican, una fotografía en la que el motivo fotografiado sea pequeño con relación a la imagen será rechazada en AC, por norma general. Será aceptable dependiendo de la calidad de la imagen y del interés de lo que no es el motivo aeronáutico, como en ciertas fotografías en las que los vórtices generados por un avión en una nube adquieren un interés que hace que aunque el avión se vea pequeño la fotografía en sí misma tenga cabida en AC.

 

La causa más habitual de que el avión esté pequeño en la imagen es que esté lejos del fotógrafo en el momento del disparo. En ese caso se debería disparar con una focal más larga, pero si no se dispone de ella o si el avión está más allá del alcance de la que disponemos tendremos que recortar más la fotografía para que el avión aparezca en ella de una tamaño adecuado. Dependiendo del enfoque y demás aspectos de la imagen, en este último caso también podría ser rechazada por otros motivos, como baja calidad.

 

En el siguiente ejemplo vemos cómo hay demasiado aire en la foto, la calidad es aceptable, pero se debía haber utilizado una focal más larga. El siguiente es una fotografía a la máxima focal de la lente, el avión está rodeado por un fondo sin interés y recortar mas la foto supondría una pérdida de calidad de una imagen que ya, y debido al drástico recorte, le empieza a faltar:

 

Como último ejemplo una estela tomado en vuelo, en la que el avión es demasiado pequeño y el conjunto no tiene un interés extraordinario como para ser aceptable:

En cuanto a las fotografías de "estelas", el avión puede ser hasta de un tamaño mínimo cifrado en la quinta parte del total de la longitud del avión más la de la estela. Véase a ese respecto el post de nuestro foro http://www.aviationcorner.net/view_topic.asp?topic_id=6301.

 

 

Motivo no válido

 

 

Este es quizás el motivo de rechazo más subjetivo de los que se aplican en AC. En términos generales se usa cuando lo que se muestra en la foto, pese a tener una relación directa con el mundo de la aviación, o bien carece de interés para AC o bien sus normas de aceptación lo excluyen específicamente. Los motivos no válidos para AC son demasiados para ser enumerados; aunque se pueden clasificar dentro de este apartado, a modo de ejemplos, las fotos de señaleros, halconeros o halcones, balizas de pista, fotos familiares o de grupos de amigos, gente posando, primeros planos de detalles de un avión que lo hacen irreconocible, tornillos, sondas, etc. Es el equipo de screeners el que decide que motivos son o no aceptables; por lo que, cuando una foto es rechazada por este motivo, no hay manera alguna de editarla de forma que sea aceptable. Tampoco son aceptables, tal como se indica en la página de envío de fotografías, aquellas fotografías que contengan menores con el rostro visible, personas con el rostro difuminado en edición, miembros del ejército o de las fuerzas de seguridad y en general aquellas fotografías en las que las personas sean el verdadero motivo de la fotografía, aunque la misma contenga algún motivo aeronáutico además. En ese sentido véase el post http://www.aviationcorner.net/view_topic.asp?topic_id=7889.

 

Hay un tipo fotos que por su naturaleza pueden ser más dadas a este tipo de rechazo, y son las llamadas fotos “creativas”. AC es una página web con una mente muy abierta a este tipo de fotos; sin embargo, hay que tener en cuenta que con frecuencia los fotógrafos tomamos una actitud muy paternalista con nuestras creaciones, viendo nuestra foto con una condescendencia que intenta justificar lo injustificable. Casos como este son las fotos de larga exposición en las que el avión empieza a rodar antes de que cierre el diafragma o, como el ejemplo que ilustra este caso, cuando movemos la cámara en larga exposición antes de tiempo. Hay que evitar colocar la etiqueta “foto creativa” a nuestros fallos de fotografía.

Hay que dejar claro que la fotografía creativa puede tener su espacio en AC. Los screeners estudian con cuidado las fotografías que puedan tener un origen creativo y más si van acompañadas de un "comentario para los screeners" en el que se explique claramente el origen y sentido de la fotografía.

 

En otras ocasiones un rechazo de este tipo se puede derivar del poco interés de lo mostrado desde el punto de vista aeronáutico, a pesar de contener algún motivo relacionado con la aeronáutica. Por ejemplo, sería rechazable una fotografía que no contuviera ninguna parte de un avión ni ningún elemento de una infraestructura aeronáutica (aeropuerto), como por ejemplo una fotografía de un "Remove before flight". E incluso fotografías de edificios relacionados con un aeropuerto pero sin ningún interés específico, como el parking de automóviles de un aeropuerto.

 

A continuación otro ejemplo de motivo no válido, al no contener ningún elemento relacionado con la aeronaútica:

 

Tamaño/proporciones no válidos

 

 

En AC no se admiten imágenes de cualquier tamaño. El lado más pequeño de la imagen no puede tener menos de 640 píxeles y el más largo no más de 1600 píxeles. Las fotos enviadas deben tener además una proporción entre sus lados de entre 1,3 y 1,6 (1,78 si se trata de fotografías en formato horizontal). Es decir, el lado mas largo deberá estar comprendido entre 1,3 y 1,6 (1,78 en horizontal) veces del tamaño del lado mas corto. Los requerimientos de proporciones no son aplicables en fotos consideradas históricas, aunque sí son de aplicación en ese caso las medidas máxima y mínima. Véase también el post http://www.aviationcorner.net/view_topic.asp?topic_id=7112

 

La forma más fácil de conseguir que todas las fotos entren en este rango es editarlas para que tengan todas unas proporciones fijas de anchura/altura de 3:2 o de 4:3. Dado que un tamaño muy adecuado para enviar las fotos es de 1024 píxeles de anchura; aplicando cualquiera de estas proporciones, la altura debería ser de 683 píxeles (3:2) o de 768 (4:3). El tamaño de 1024 píxeles es muy adecuado para el envío de fotos porque es un tamaño lo suficientemente grande como para ver las fotos con claridad y lo bastante pequeño para permitir una edición fácil. Un tamaño mayor que este necesita de una calidad más alta para conseguir una foto aceptable.

 

Como indicación, estos tamaños tienen las proporciones 3:2 ó 4:3 y son por lo tanto aceptables:

 

- 1024 x 683 (3:2)

- 1024 x 768 (4:3)

- 1120 x 747 (3:2)

- 1120 x 840 (4:3)

- 1200 x 800 (3:2)

- 1200 x 900 (4:3)

- 1300 x 867 (3:2)

- 1300 x 975 (4:3)

- 1400 x 933 (3:2)

- 1400 x 1050 (4:3)

- 1500 x 1000 (3:2)

- 1500 x 1125 (4:3)

- 1600 x 1067 (3:2)

- 1600 x 1200 (4:3)

 

- Los límites para una fotografía de 1024 píxeles de ancho son de entre 575 y 787 píxeles.

- Los límites para una fotografía de 1120 píxeles de ancho son de entre 629 y 861 píxeles.

- Los límites para una fotografía de 1200 píxeles de ancho son de entre 674 y 923 píxeles.

- Los límites para una fotografía de 1300 píxeles de ancho son de entre 730 y 1000 píxeles.

- Los límites para una fotografía de 1400 píxeles de ancho son de entre 786 y 1076 píxeles.

- Los límites para una fotografía de 1500 píxeles de ancho son de entre 842 y 1153 píxeles.

- Los límites para una fotografía de 1600 píxeles de ancho son de entre 898 y 1230 píxeles.

 

 

Foto repetida

 

 

Esta causa no requiere mucha explicación. Muchas veces, por error, se envían fotos ya enviadas cuando repasamos nuestra colección de fotos y encontramos una que llama nuestra atención y creíamos no enviada.

 

Se usa esta causa también para rechazar las fotos muy parecidas de un mismo fotógrafo, como las tomadas en ráfaga o con muy poco intervalo de tiempo entre una y otra. Es por ello que se recomienda seleccionar la mejor foto que se tenga de una secuencia y enviarla, ya que si se envían todas las fotos de una misma acción se corre el riesgo de que muchas de ellas se rechacen por este motivo. En el siguiente ejemplo se ven dos fotos sacadas con muy poca diferencia entre una y otra. La segunda en screening sería rechazada:

 

Se consideran también fotos repetidas las tomadas a un mismo avión en un mismo emplazamiento (aunque sea éste con el fondo del cielo y el mismo aeropuerto) y con la misma perspectiva del avión, el mismo punto de vista.

 

También se considera foto repetida aquella que contiene infraestructuras aeronáuticas, como una torre de control, si ya existe alguna del mismo sitio y parecida toma.

 

En cambio, un mismo avión puede enviarse con diferentes libreas u otros aspectos visuales diferentes sin que sea considerado repetición.

 

 

Comentario no apropiado

 

 

Los comentarios de las fotos enviadas a AC no pueden contener publicidad ni deben ser ofensivos para nadie, tal y como se explica en la página de envío de fotos. Cualquier foto que incluya cualquiera de estos conceptos será rechazada por esta razón.

 

Las fotos con comentarios en idiomas que no sean en castellano o inglés son también susceptibles de rechazarse por este motivo.

 

 

Logo/texto en foto

 

 

AC no admite fotos en los que aparezcan en la foto elementos ajenos como logotipos, nombres o grupos fecha-hora en ellas. Asegúrate de desactivar esta opción en la cámara antes de tomar ninguna foto.

 

Tampoco se admiten fotos que tengan marca de agua. Si te preocupa que alguien pueda hacerse con tu foto de forma indebida, AC tiene la opción de incluir en tus fotos una marca de agua propia de la web para hacer las cosas más difíciles, pero no se permiten fotos enviadas con marca de agua.

 

Datos incorrectos

 

 

El no introducir correctamente los datos del avión fotografiado en el momento del envío puede conducir a un rechazo por este motivo.

 

AC tiene un equipo de editores que se encarga de mantener la base de datos actualizada, por lo que es muy recomendable utilizar la función de auto-relleno para enviar fotos. Si esta función no devuelve correctamente todos los datos de modelo de avión y lugar es conveniente repasar los datos escritos para comprobar que están correctamente copiados, como por ejemplo al escribir una matrícula como EC_AAA en lugar de como EC-AAA y cosas por el estilo. Esto es de especial importancia en los aviones militares. Si el objeto fotografiado no se encuentra en la base de datos, se deben usar los menús desplegables hasta seleccionar el modelo a partir de la lista. No es buena idea copiar y pegar el nombre de otra página web porque las bases de datos pueden diferir ligeramente y generar un rechazo por esta causa.

 

Si se detecta que el dato ofrecido por la base de datos es erróneo, es mejor comunicarlo a los editores por medio del enlace ‘Corregir datos’ una vez que la fotografía haya sido aceptada, o enviar un mensaje al Administrador a través del enlace correspondiente.

 

 

Faltan datos

 

 

Se aplica el motivo de rechazo ‘Faltan datos’ cuando se ha omitido algún dato de valor como dejar en blanco la aerolínea o la matrícula si estos son visibles en la foto. Es un motivo generalmente asociado a la inclusión en la base de datos de nuevos registros. Una foto se puede rechazar por esta causa cuando al introducir un nuevo registro, escribimos en la casilla únicamente el modelo de avión, sin introducir el submodelo; como al poner ‘Boeing 737’ o ‘Boeing 737-700’ en lugar de escribir el dato correcto ‘Boeing 737-73N'.

 

En AC es obligatorio enviar las fotos de aviones militares de la Fuerza aérea francesa, el Ejército del aire español y la Armada argentina con el registro y el indicativo. Por ejemplo, hablando de la Armada española, un avión enviado como ‘U.20-2’ es susceptible de ser rechazado por este motivo. La manera correcta es ‘U.20-2 / 01-406’. Para evitar este tipo de rechazos en fotografías de aviones militares si no se está muy seguro de la forma apropiada de hacerlo es conveniente hacer antes una búsqueda de aviones similares para ver la forma correcta de envío de fotos.

 

Para AC no es motivo de rechazo, sin embargo, enviar una foto sin datos como localización y fecha; datos que en muchos casos no es posible o no es conveniente incluir.

 

 

Otros

 

 

Se utilizará siempre esta causa de rechazo acompañada de una explicación por parte del screener que la haya rechazado explicando los motivos que le han llevado a hacerlo. Se usa cuando no se puede aceptar una foto por una causa diferente a las tipificadas, como por ejemplo atender a peticiones de privacidad de gente implicada en alguna fotografía.

 

 

 

Esta guía ha sido creada por el equipo de screeners de AviationCorner.net. Esperamos que sea de utilidad.

 


© 2006-19 Luis Barcala Contacto | Aviso legal