Enviado por
José María Rebés

Efemérides: 1er accidente mortal de un DC-9 (1-10-66)

 Fecha y hora de inicio
 
01/10/2015 13:22:21
1005 vistas

Delta Air Lines fue la primera compañía que voló el Douglas DC-9 en un vuelo comercial, el 8 de diciembre de 1965. Hasta la entrega del último DC-9 salido de fábrica, en octubre de 1982, pasaron casi 17 años, pero la vida del DC-9 se extiende hasta nuestros días, en los que todavía se les puede ver surcando los cielos, considerando los Douglas DC-9 y los McDonnell Douglas DC-9, sin incluir en ellos a los herederos MD-8x/MD-90/Boeing 717.

Aquí vemos uno volando hace unos días en Portugal, un aparato construido en 1979 con primer vuelo en mayo de ese año. Un joven de 36 años de edad:



Un historial tan dilatado tiene que incluir, lamentablemente, muchos accidentes e incidentes. Las estadísticas que encontramos en la Wikipedia hablan de un total de 2135 personas fallecidas en accidentes de este tipo de avión, considerando no solo los DC-9 sino además sus modelos heredados MD-8x/MD-90 y Boeing 717. No es el modelo con más fatalidades, e incluso queda lejos de los Boeing 737 y Boeing 747, aunque son estadísticas no comparables como cifras absolutas, habría que hablar de los porcentajes de fatalidades con respecto al total de pasajeros embarcados para poder establecer qué modelo ha sido históricamente menos seguro.

Por cierto, si a alguien le interesan las estadísticas exhaustivas, Boeing las publica en referencia a sus modelos y a otros de la competencia, del periodo 1959-2014: http://www.boeing.com/resources/boeingdotcom/company/about_bca/pdf/statsum.pdf

Siguiendo con el DC-9 de la Douglas Aircraft Company su primer accidente fatal se produjo tal día como hoy, el 1 de octubre de 1966, y fue el vuelo 956 de la compañía West Coast Airlines (no confundir con la actual West Coast Air), una compañía que cesó operaciones apenas dos años más tarde, en 1968, al fusionarse con otras dos compañías, formando la operadora Air West (no confundir con la sudanesa del mismo nombre fundada en 1991), la cual cambió su nombre por el de Hughes Airwest en honor a su propietario, el excéntrico millonario, aviador, ingeniero aeronáutico y productor de cine (entre otras cosas) Howard Hughes (1905-1976).

Aquél 1 de octubre de 1966 iban a bordo 18 personas, incluyendo 5 tripulantes. En la aproximación al aeropuerto internacional de Portland (Oregon) el avión descendió por debajo de la altitud indicada por los controladores del Centro de Control de Seattle, impactando en tierra, sin que nunca llegara a saberse el por qué. No hubo supervivientes.

La oficina de seguridad del transporte norteamericana (National Transportation Safety Board, NTSB) fue incapaz de encontrar explicación alguna del descenso del avión que provocó su choque contra una elevación montañosa. El avión había sido comprado por la compañía West Coast Airlines 15 días antes del accidente y había entrado en servicio 5 días antes del mismo, contando con un total de 164 horas de vuelo en el momento del accidente, más horas de vuelo que la suma de las horas de vuelo con ese modelo de avión del piloto y del copiloto (17h30', 50h15' y 9h04' -dos comandantes y un primer oficial-).

Solo en los dos últimos segundos del vuelo quedó registrado un intento de elevar el avión, que había descendido a los 4000 pies cuando la altitud indicado por el Control de Seattle era de 9000 pies. Se recuperaron ambas "cajas negras", pero la cinta que debía contener el registro de voz del cockpit no pudo utilizarse, se había fundido, por calor, en la carcasa contenedora. La cinta con los datos de vuelo se pudo leer, a pesar de que la caja correspondiente resultó parcialmente destruida.

El informe de la NTSB especula con una posible confusión por parte de los pilotos. Tras serles indicado claramente, y ser confirmado, que descendieran a 9000 pies se les indicó "squawk CERO CUATRO CERO CERO", a lo que los pilotos respondieron: "CERO CUATRO CERO CERO y descendiendo a 12" (12000 pies). Pero no parece probable que a causa de esta comunicación se hubiera indicado al avión el descenso no ya a los 4000 pies, sino incluso más abajo, hasta los 3800 pies.

Cuarenta y nueve años hace hoy de aquella tragedia. Saludos,

José María Rebés

¡Me interesa este tema! 1 Notificar uso indebido





Pulsa aquí para ver las condiciones

© 2006-19 Luis BarcalaContacto | Aviso legal | Privacidad | Equipo | In English