Enviado por
José María Rebés

Efemérides: Vuelo 118 de AVIACO (13-8-1973)

 Fecha y hora de inicio
 
13/08/2015 09:26:41
2334 vistas

Hoy hace 42 años del desgraciado accidente del vuelo AO-0118 de Aviaco, que partió de Madrid-Barajas con destino La Coruña. El avión se estrelló en la aproximación a destino en medio de una densa niebla, pereciendo todos los que a bordo iban, 85 personas en total, una de ellas tras ser trasladada aún con vida al hospital Juan Canalejo de La Coruña.



Se trataba del EC-BIC, un Sud Aviation SE 210 Caravelle 10R, del que no tenemos fotografías en AC, por lo que incluyo la de otro avión similar y de aquellas fechas más o menos.

La causa oficial del accidente indicó que los pilotos decidieron tomar tierra a pesar de la falta de visibilidad, impactando en tierra en la zona de la pequeña población de Montrove. El avión había realizado ya un par de intentos abortados de aterrizaje, y llevaba más de una hora volando desde su primer contacto con la torre de control de La Coruña. Curiosamente el aeropuerto de Santiago de Compostela no tenía niebla a aquella hora. En el Alvedro, aeropuerto de La Coruña, no había ningún sistema de ayuda instrumental en aquella época. Tanto el PAPI como el ILS, según AENA, se instalaron en 1989. En algún sitio he leído que fue en 1974, aunque la web de AENA indica 1989: http://www.aena.es/csee/Satellite/Aeropuerto-A-Coruna/es/Page/1048146841378/

Algunas fuentes indican que uno de los motores explotó tras el primer impacto del avión con el bosque de eucaliptos del Pazo do Río de Montrove, lo que provocó la caída definitiva del avión contra el terreno. No está así recogido en el informe oficial de la época del accidente, que se limita a indicar como causa la aproximación sin visibilidad. No hay acceso a través de la web del CIAIAC al citado informe oficial.

Hace un año varios diarios se hicieron eco de la desclasificación de papeles gubernamentales relativos al accidente, papeles que estuvieron clasificados como secreto durante 41 años. Según esos papeles «el piloto forzó la única turbina rompiendo la relación potencia-resistencia lo que debió determinar la explosión del motor, añadiendo que el mismo accidente fue el que provocó el siniestro del súper avión soviético Tupolev recientemente sobre el aeropuerto de Orly».

La labor de identificación de los fallecidos fue larga y compleja, debido en parte a la carencia de un listado correcto de pasajeros. En la época era habitual consignar nada más los apellidos, como se puede leer en uno de los papeles desclasificados: «Como en caso de siniestros análogos el rol de viajeros no ha sido de la eficacia debida por la perniciosa costumbre de las compañías de reservar los pasajes con un solo apellido e incluso con un nombre simbólico».

Al mando del avión iba el comandante don Rafael López Pascual, cordobés de 34 años con 8600 horas de vuelo. El copiloto era don Carlos Ruiz de Apodaca y Baus y las azafatas María Luisa Requeña, Carmen Villaescuso y Cristina Martínez.

Meses antes, el 5 de marzo, otro Caravelle de AVIACO había tenido un trágico final, el EC-BID, que se sumergió en el océano en su aproximación a Funchal con solo la tripulación técnica a bordo, en total tres personas. Nunca se recuperó, ignorándose las causas del accidente.

Saludos,

José María Rebés
----------------------------
Modificado el 13/08/2015 11:07:40
¡Me interesa este tema! 1 Notificar uso indebido












Pulsa aquí para ver las condiciones


© 2006-19 Luis BarcalaContacto | Aviso legal | Privacidad | Equipo | In English